Inhibidores de frecuencia

funeral

Hace unos pocos días, en concreto, el pasado domingo día 24 de junio, con motivo de un ataque terrorista con coche bomba, fallecieron seis soldados del Ejército español desplazados al Líbano bajo bandera de Naciones Unidas.

Se comentó en aquél momento que, posiblemente, el coche bomba no hubiera explotado al paso del convoy si los vehículos blindados hubieran llevado inhibidores de frecuencia.

¿Qué es un inhibidor de frecuencia? El perturbador, también denominado inhibidor es un dispositivo electrónico que impide o dificulta las transmisiones radioeléctricas en un determinado rango de frecuencias mediante la emisión de una señal de mayor potencia que la del emisor que quiere transmitir.

Se compone básicamente de un generador de señal y un transmisor. El primero genera una señal que es enviada a través del segundo con una potencia determinada según la necesidad. Esta señal carece de información útil, únicamente es una señal generada por un oscilador o generador de onda. Esta, al emitirse con mayor potencia que los sistemas de transmisión a interferir, las suprime, evitando que emisor y receptor establezcan la comunicación y se utiliza principalmente por motivos de seguridad o con intenciones de sabotaje.

Sabido esto, conocemos que se habían pedido esos aparatos por parte del Ministerio de Defensa para que los vehículos militares Españoles desplazados al Líbano los tuvieran instalados y que todavía no se habían recibido a la fecha del atentado citado.

Ahora, es decir, en el día de ayer, el Ministerio de Defensa investiga si se produjo una demora injustificada en la adquisición de inhibidores para los vehículos desplegados en Líbano.

Pues bien, dejo a criterio de los lectores o lectoras si esa demora, a su juicio, se produjo teniendo en cuenta los siguientes datos publicados:

La orden de adquirir 70 inhibidores del modelo PAGM2 se emitió el pasado 15 de noviembre y la “recepción”, comenzó el pasado 29 de mayo. Es decir más de seis meses entre la orden y el comienzo de recepción.

Estando en juego la vida de nuestros soldados, ¿resulta admisible una demora de este tipo que ya ha costado seis vidas? Yo creo que no.

¿Es que somos tan ineptos que no sabemos hacer las cosas con eficacia y eficiencia cuando de ello dependen la vida de las personas? No lo creo, pero la burocracia es posible que nos ahogue en determinadas circunstancias. Si ha sido así, que a los culpables se les castigue como merecen, tengan el rango que tengan, aunque sean generales, porque surge otra pregunta: ¿En manos de quienes estamos?

Por ello, para los responsables de esta calamidad…

Aprieto con cinco vueltas el tornillo

 

Anuncios

2 pensamientos en “Inhibidores de frecuencia

  1. ¿en manos de quien estamos?. Esa misma pregunta me la hago yo cada vez que oigo hablar a nuestros representantes políticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s