De regreso

He estado ausente unos días y durante ellos han ocurrido muchas cosas, desde la A hasta la Z, desde los pactos rotos en Navarra -pactos a los que he aludido en algún post- hasta los terribles incendios en Canarias, pasando por el execrable crimen de una adolescente.

A esto, se le puede añadir, de una parte, el apagón de Barcelona y de otra, las maniobras de un tahúr y su padre, los llamados Hamilton, pasando por el ineficaz y me atrevo a llamar estúpido secuestro de la revista el Jueves, que lo único que ha conseguido es que se le de más importancia de la que tiene y sacando a relucir el espíritu más bien republicano de España, lo quieran reconocer o no nuestros gobernantes, que según sus propios idearios, son absolutamente republicanos.

En fin, que ha habido muchos temas que sacar, pero ayer, hubo una “perla”…

asurmendia

La del obispo de Vitoria, Miguel Asurmendi, diciendo una estupidez del tamaño del Everest, cuando se dirigió a sus “fieles” y pronunció la siguiente frase “laicismo beligerante que hay contra la clase de religión”. (Fijaros en su rostro y en su porte… ¿qué os dice?)

¿Cómo es posible que esta gente, que se supone que es inteligente, ofenda un día tras otro la inteligencia de los ciudadanos diciendo estas mentiras?

¿A quien se le priva en este Estado de que pueda estudiar y profesar la confesión que más le convenga o quiera? A nadie, rotundamente.

¿A quien se persigue en este Estado por ser católico o protestante o de cualquier otra confesión? A nadie, rotundamente.

La iglesia Católica sigue metiéndose en un “sembrao” que no es el suyo y que no le corresponde. Quiere volver a recuperar el “Nacionalcatolicismo” de los años 40 a costa de lo que sea. Quiere recuperar la propiedad intelectual de algo que jamás fue suyo y que en su momento le fue transferido con suma astucia por Franco. La educación de nuestras hijas e hijos.

Los valores de una educación cívica y Constitucional no le corresponde a ninguna confesión religiosa. Comienza en el seno de la familia y prosigue en los centros de enseñanza ya que esos centros son financiados por el Estado y a él le debe, por imperativo legal, su obediencia y el cumplimiento estricto de la Ley. Cumplimiento que debe exigirse a todas las confesiones religiosas, sin excepción y aquella que no lo haga, deberá atenerse a las consecuencias de ese incumplimiento.

La religión, en sí misma, se deberá impartir, más pronto o más tarde, exclusivamente en el seno de las propias confesiones religiosas y de la forma que ellas entiendan y sin que el Estado interfiera ni financie a ninguna de ellas pues es un ámbito estrictamente personal.

Por eso creo yo que esa gente debe dejar de mentir y creo que el Estado debería plantearse, de una vez por todas, la denuncia del actual convenio entre España y el Estado Vaticano y de esa forma, poner a cada uno en su sitio.

Que España deje de financiar a ese Estado y hacerles comprender, de una vez por todas, que el Estado es laico por naturaleza y definición y que por tanto, “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

Por eso mismo, a todas las negras sotanas que proclaman a los cuatro vientos esas mentiras y a los políticos arribistas que se apuntan a las mismas,

Aprieto con diez vueltas el tornillo

 

Anuncios

2 pensamientos en “De regreso

  1. Primero darte la bienvenida tras tu ausencia.
    Después, ¿es que no te has enterado que la asignatura de religión está oprimida en España? No les basta con que sea de enseñanza casi obligatoria en buena parte de los centros, sino que se le tiene que dar la misma importancia que a materias mucho más relevantes… A ver si avanzamos un poquillo, porque sino estos curas nos la lían.

  2. Tienes razón, Petiot, hay que tener el ojo bien abierto con esa gente, no sea que nos líen más…
    Ya ves, lo llevan haciendo durante 2.000 años y no les va nada mal.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s