Ley de Memoria Histórica

Como se sabe, el PSOE está negociando con casi todo al abanico parlamentario el texto de la Ley de Memoria Histórica y le está dando muchos quebraderos de cabeza, porque descartando al PP que se opone frontalmente a la misma, el resto de grupos parlamentarios tratan de introducir sus puntos de vista y redacción pero siempre con los ojos puestos en el contenido que proponen los demás.

Si el PSOE actúa con inteligencia, deberá acordar con el máximo número de partidos políticos el texto de esa Ley que lo único que hará es resarcir moralmente a una parte de la población que, durante la infausta guerra civil y luego, con el Franquismo instalado, fue represaliada y en el mejor de los casos, con unos juicios carentes de toda legalidad. Legalidad conculcada por tener el dudoso honor de detentar [Según el Diccionario de la Real Academia, (Del lat. detentāre, retener). 1. tr. Retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público.] el poder después de alzarse militarmente contra el legítimo Gobierno de la República.

Ignoro el motivo por el que el PP se opone frontalmente a esa Ley y aunque ellos digan que ese tema quedó zanjado con la Transición después de la muerte de Franco, en el que tanto unos como otros cedieron y dieron paso a la democracia y a la actual Constitución, la verdad es que es de justicia que los asesinados y represaliados por Franco deban tener, como reconocimiento mínimo a esas circunstancias, el apoyo de todos los españoles de bien y en consecuencia, se les debe restituir el honor y la posibilidad de que los familiares de los asesinados puedan recuperar los restos de los mismos y con cargo a los presupuestos del Estado.

Intuyo que una parte del PP está en contra de esa Ley, no por lo que dicen de galería para afuera, sino porque son los herederos de esa parte del franquismo que está participando de una democracia que en su fuero interno detesta y porque sería feliz, si ello fuera posible, con el regreso de Franco y ese oscuro e infausto tiempo de dictadura en el que estaba prohibido hasta pensar.

Por otra parte, también es cierto que en nombre de la defensa de la República, los jurados populares en muchas ocasiones cometieron desmanes y es de justicia que eso se reconozca.

El equilibrio es difícil pero no tanto. Para ello todos los partidos políticos deberían tener la vista puesta, exclusivamente, en todas las victimas del franquismo y de las injusticias cometidas por los jurados populares de la República. Si así se hace, si se declaran nulos de pleno derecho todos los juicios franquistas y los de los jurados populares de la República,-sin que por ello el Estado deba indemnizar a nadie y sin que se generen derechos de otro tipo, más que los estrictamente legales y morales- se habrá avanzado y mucho para que se vayan cerrando unas heridas que nunca cicatrizaron debidamente, entre otras razones, porque el “olvido” forzado jamás produce el efecto deseado y lo único que hace es que la memoria nunca se pierda y se recuerde día a día las innumerables injusticias que en nombre de no se sabe qué, se cometieron.

Hay que darse prisa. Los que aún están vivos ya pasan de los 80 años y no les queda demasiado tiempo. Los políticos no lo deben malgastar en dilaciones o con mezquindades partidistas y les deben dar esa satisfacción que merecen y que España entera les adeuda.

No me corresponde a mi analizar la historia, entre otras razones porque no soy historiador, pero por mi fecha de nacimiento 1946, se verá que soy un hijo de la “postguerra” y que en mi adolescencia y juventud conocí y viví en carne propia el franquismo. Por eso me creo con el derecho a exponer mi opinión con algo de conocimiento de causa.

Por eso, para todos aquellos que sacarán adelante esa Ley

Aflojo con cinco vueltas el tornillo

Y para todos aquellos que se mantiene al margen o no apoyan esa iniciativa

Aprieto con cinco vueltas el tornillo

Anuncios

2 pensamientos en “Ley de Memoria Histórica

  1. ¿Y los asesinatos e injusticias que se cometieron dentro de la misma República? Yo creo que estos quedarán impunes, nadie recordará a los jovenes anarquistas de Sant Adrià, asesinados a manos de los comunistas, nadie recordará la injusticia que asesinó a dos de los pensadores anarquistas italianos más reputados y consecuentes con sus ideas. No se devolverán los edificios, los papeles, el dinero ni los derechos a la CNT, ni tampoco se volverá a llamar Calle Buenaventura Durrita a la Vía Layetana de Barcelona.

    No sé, sinceramente estaba deseando que se hiciera una ley así, pero veo que como siempre se hará mal y a medias.

  2. Tienes razón, Eloi, me olvidé de estas personas pero tú las has recordado y con esto, es suficiente para hacernos ver lo imperfectos que somos aunque comentemos las cosas con la mejor de las intenciones.
    Un abrazo y ten presente que yo, las recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s