Privilegios

ConstitucionEstán ocurriendo muchas cosas que no me gustan, claro, y por eso comenzaré con una descripción más bien somera de algunos artículos de nuestra Constitución que entiendo deben someterse a estudio y modificarse ya que, en el día de hoy suponen agravios comparativos con los ciudadanos que hemos propiciado que siga vigente este Estado de Derecho.

Comenzaremos por el Título Preliminar, que en su Artículo 9.1 dice lo siguiente:

Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.

Luego, en el Capítulo II, Derechos y libertades, en el Artículo 14 dice lo siguiente:

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Después, en el Título II, referido a la Corona, en el Artículo 56.3 se dice:

La persona del Rey de España es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65.2.

Por último, señalar que el Artículo 71 dice lo siguiente en estos puntos:

2. Durante el periodo de su mandato, los Diputados y Senadores gozarán asimismo de inmunidad y sólo podrán ser detenidos en caso de flagrante delito. No podrán ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara respectiva.

3. En las causas contra Diputados y Senadores será competente la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

Bien. Ya están a modo de ejemplo y sin ser exhaustivo, algunos de los “privilegios” que goza la clase política y la diferencia con el resto de ciudadanos.

Todo este prólogo viene a cuento de lo que está ocurriendo con una frecuencia que me resulta intolerable y que me irrita muchísimo.

Comenzaré por las citaciones del Juez Grande Marlaska a dos ex-ministros por el asunto del Yak-42. A Federico Trillo y a José Bono.

trillo Bono

Ahora resulta que estos dos ex-ministros gozan de un privilegio injusto y por eso mismo, inmoral, en mi opinión. El de testificar por escrito.

A diferencia del resto de ciudadanos, que tenemos que hacerlo presencialmente en la sala para que las partes puedan interrogar, ellos, con ese privilegio que les concede la Ley, escamotean la posibilidad de que las partes puedan interrogarles y eso, lo hace más indigno si cabe.

José Bono ha dicho que comparecerá pero Federico Trillo lo hará por escrito.

Ese hecho retrata a la perfección la catadura moral de uno y otro y aunque José Bono no sea santo de mi devoción por su elevada dosis de vanidad como he dicho en otras ocasiones, demuestra que tiene el honor y el coraje suficiente para no escudarse en este privilegio que, a mi juicio, debería dejar de existir porque, en definitiva, ellos (Federico Trillo y José Bono) son ciudadanos que deben, por imperativo legal, estar sujetos a lo que estipula nuestra Constitución en su artículo 14.

Luego, después de esta consideración, me adentro en otro mar tempestuoso… El de los aforados.

¿Cómo es posible que a estas alturas y superado el tiempo del temor que produjo el reencuentro con las libertades conseguidas después de 40 años de sombría dictadura, se mantengan unos privilegios exagerados para los Diputados y Senadores y que se crearon en su momento para delimitar el poder de la Policía y la Justicia que tanto había apoyado al régimen de Franco?

Me refiero, en concreto, al hecho de que siendo Diputado o Senador, nadie, sin el permiso de las respectivas Cámaras, puede procesarlos -salvo flagrante delito- y eso, me resulta tan escandaloso hoy en día que no doy crédito.

Fabra andreafabra ferrada

El asunto es el siguiente: El otro día el presidente de los populares valencianos, Francisco Camps, colocó de número dos en la lista del PP al Congreso por Castellón a Andrea Fabra, hija del presidente de la Diputación, Carlos Fabra, imputado en varios delitos contra la Administración. La vacante que dejará Andrea Fabra en el Senado será ocupada por otro cargo del PP imputado, el ex alcalde de Burriana y actual secretario regional de Política Económica y Empleo, Alfonso Ferrada.

El tema es grave si se conoce que, tanto él, Carlos Fabra Carreras -Presidente de la Diputación de Castellón- , como su hija Andrea Fabra y Alfonso Ferrada están imputados en varios delitos y al hacer esta “carambola”, es decir, sacar a su hija de Senadora, ponerla como número dos del Congreso de los Diputados y en consecuencia, colocar en su lugar, como senador a Alfonso Ferrada, resulta que por su condición de aforados, sólo pueden ser procesados -si las cámaras dan su consentimiento- por el Tribunal Supremo.

Resulta tan escandaloso y tan carente de ética, a pesar de ser legal, que no puedo por menos que indignarme porque… ¿Cuantos de estos casos hay repartidos por toda España? Muchos. Demasiados, diría yo.

¿Hasta cuando hemos de soportar estas situaciones? ¿No sería más ético que desaparecieran esos privilegios que sólo amparan a los personajes más…?

¿Es que los Diputados y Senadores; Ministros y demás, no caben dentro de nuestra Constitución y están muy por encima de ella, como ocurría antes de la Revolución Francesa con la nobleza?

¿Hemos de sufrir esta humillación a diario y que se burlen de nosotros con total impunidad?

Yo creo que no y por eso mismo digo que ya es hora de que esos privilegios desaparezcan y se ajusten para todos los ciudadanos, sin distinción, a lo estipulado en el Artículo 14 de nuestra Constitución.

Por eso mismo, a todos aquellos que amparándose en estos privilegios evitan la acción de la Justicia,

Aprieto con veinte vueltas el tornillo.

Anuncios

La otra Iglesia

QGMás a menudo de lo que quisiera, saco a la palestra el tema de la Iglesia Católica. Posiblemente porque tengo una fijación especial hacia esa organización que pretende, siglo tras siglo, mantenerse como poder fáctico a costa de lo que sea.

La historia nos ha proporcionado suficientes datos como para afirmar que así ha sido ya que, entre Papas corruptos y degenerados, como la estirpe de los Borgia y otros; los Cardenales, Obispos y clero en general, han hecho de su presencia en la Iglesia y en la sociedad en general, un constante insulto a las buenas gentes que han creído de buena fe todas sus prédicas ya que han sido y son un pozo de miserias y “pecados” de toda índole.

No obstante, dentro de esa Iglesia que repudio, todavía hay personas que son lo que se podría llamar “gente de bien”. No lo digo porque sí ni porque vaya a creer en esa Iglesia Católica Apostólica y Romana -aunque esté bautizado-, sino porque si esa “gente de bien” fuera más numerosa, posiblemente el espectáculo al que estamos asistiendo diariamente no existiría y con seguridad, todos compartiríamos el mensaje de Jesús de Nazaret, porque es un mensaje de amor, fraternidad y esperanza y que no hace distinciones entre las personas ni sus creencias y por lo tanto, es asumible por cualquiera. Ese Mensaje que se ha prostituido hasta límites impensables, lamentablemente.

Dentro de ese grupo de “gente de bien”, está a mi juicio, Quintín García González sacerdote Dominico y periodista, que abandonó su parroquia por ser discrepante con la Iglesia y su obispo y se dedicó a escribir y al periodismo para poder subsistir económicamente.

Supe de él por un artículo que escribió en “El País” y de esa lectura, nació mi admiración hacia él. Como consecuencia, leí algunos más y no tengo el menor inconveniente en transcribir el último que escribió en ese periódico para que se pueda comprobar cuanto digo porque merece la pena y creo que os gustará.

Se titula:

“Kyries” por la civilización cristiana

Invocaron la civilización cristiana y occidental, y generales de misa y comunión, apoyados por obispos castrenses, capellanes, nuncios y jerarquías de toda graduación, junto a una burguesía mayoritariamente católica, dieron golpes de Estado e instalaron en países del Cono Sur unas crueles dictaduras, con secuestros, torturas, asesinatos y desapariciones de miles y miles de ciudadanos, incluidas monjas y sacerdotes. Y algún obispo señalado en la defensa de los Derechos Humanos y la denuncia de la injusta dictadura.

Kyrie eleison; Criste eleison; Kyrie eleison.

Antes, mucho antes, habían invocado la civilización cristiana y española en la conquista de América los Reyes Católicos, Papas, obispos y misioneros, y la mayoría fueron ejecutores, cómplices, encubridores o beneficiarios de un gigantesco genocidio: millones de muertos a sangre y fuego en guerras de invasión disfrazadas de tareas de evangelización. Destruyeron o se apropiaron de culturas milenarias, religiones, riquezas naturales, seres humanos para la esclavitud… Impusieron leyes, organizaciones sociales y políticas, ritos religiosos (no es posible imponer una religión). Sólo en un segundo momento surgieron las voces críticas y compasivas de Francisco de Vitoria, Bartolomé de las Casas o Montesinos. Y otros.

Kyrie eleison; Criste eleison; Kyrie eleison.

Sin irnos al otro lado del mar, aquí, en esta tierra permanentemente amenazada por la civilización cristiana y sus secuencias persecutorias, se invocó la unidad religiosa para crear la Inquisición y generalizar torturas, robos, autos de fe, muertes en la hoguera, censuras y quemas de libros, expulsiones, imposición de un miedo humillante y esterilizador, impedimento del libre ejercicio del pensamiento civil y religioso… Herencia inoculada en el talante permanente del alto clero español.

Kyrie eleison; Criste eleison; Kyrie eleison.

Invocaron la gran mayoría de obispos españoles -no todos, ni todos los curas, ni todos los católicos; hubo una minoría misericordiosa y lúcida- la civilización cristiana y la Santa Cruzada en contra de la II República, que había recortado sus intereses y privilegios ancestrales -económicos, doctrinales, legislativos, educativos-, y apoyados también en los ultrajes e injustas agresiones a bienes eclesiásticos, persecuciones a personas, climas violentos en la calle, decidieron en nombre de su fe cristiana (¿?) impulsar, acoger, legitimar y apoyar un golpe militar que desembocó en una cainita guerra civil con un millón de muertos de uno y otro bando. Y después del triunfo del golpe militar apoyaron la dictadura como reserva espiritual de Occidente en contra de Derechos Humanos elementales y la doctrina social de sucesivos Papas. Impusieron -y devaluaron a caricatura deformada- en la calle, en la escuela y en las instituciones la católica como religión oficial y prohibieron la libertad religiosa. Y tantas prohibiciones aberrantes.

Kyrie eleison; Criste eleison; Kyrie eleison.

Por todo lo expuesto, confieso que me aterra oír hablar de nuevo de civilización cristiana, y moral cristiana, y familia cristiana contra otras civilizaciones, o morales, o familias. Me aterran estas últimas exhibiciones de fuerza de cardenales, obispos, y movimientos neo y ultraconservadores “en defensa de la familia cristiana perseguida por homosexuales, divorciados y gobiernos laicistas”. Me dan miedo por esa voluntad intolerante de imponer a los otros criterios, valores e intereses. Lo han hecho a lo largo de la historia coaccionando religiosamente a reyes, a militares de aquí o de allá. O en esta hora y en estos países nuestros de democracia partidaria, tratando de hacer cautivo a un partido al que manejar y mimar con sus bendiciones -siempre tan electorales y productivas- para ser luego mimados y defendidos por él en sus privilegios terrenales, ¡tantos! (Piénsese en las Democracias Cristianas clericalmente domesticadas de la Europa del XX o en sus restos y reliquias en España. Escúchese -no, mejor no- el proyecto político que hay detrás de la Cadena COPE actual, en contra de su propio ideario fundacional).

Confieso en voz alta, como seguidor de Jesús de Nazaret, que yo no quiero imponer a nadie ni mi fe religiosa ni mis costumbres y valores. Aunque los viva y los diga públicamente en esta sociedad democrática y laica, espacio donde debieran convivir sin privilegios las distintas concepciones éticas, religiosas. Respeto con honda sinceridad -porque creo en el prójimo e intento amar al prójimo- a cualquier persona y sus ideas y formas tan diversas de vivir la familia: a quienes iluminan su vida familiar desde otras sabidurías religiosas no cristianas; a los que la iluminan desde los gestos y actitudes y palabras del Jesús de Nazaret reflejados en los Evangelios (mucho más ricos y plurales y relativizadores -y escasos- de lo que las doctrinas ultraconservadoras patrocinan). Respeto a las personas que informan e iluminan su vida familiar con otras tradiciones o sabidurías antropológicas, éticas, etc. Personas en modelos familiares diferentes que me cruzo a diario, que viven a mi lado, que trabajan y se divierten junto a mí, que son mis familiares, mis amigos, mis conciudadanos. En una cultura que es cada día más plural y respetuosa. Con sus incoherencias y contravalores también en este ámbito familiar, evidentemente.

Confieso que no me siento atacado ni perseguido en mis convicciones familiares ni cristianas por aquellas personas homosexuales que se casan, o no, siguiendo los dictados de su orientación sexual; por las parejas que no se casan y viven su amor más a la intemperie; por quienes se casan por lo civil o lo religioso en sus diversas manifestaciones; por quienes huyen de infiernos matrimoniales con el recurso honesto del divorcio y emprenden o no nuevas andaduras amorosas, con o sin sensibilidad cristiana. Además de celebrar bodas religiosas, ayudar y alegrarme con quienes luchan por el ideal humano y cristiano de la perennidad gozosa en sus matrimonios. Confieso que no me siento perseguido ni atacado por los partidos del amplio espectro político que votaron en ésta u otras legislaturas las leyes que reconocen la pluralidad de formas familiares. Ni por los gobiernos que las lleven a cabo, sean del color que sean.

Lo mismo piensan y practican otros muchísimos católicos en este país que viven sus convicciones cristianas -referidas también a las Bienaventuranzas evangélicas, aunque no sean éstas objeto de ninguna manifestación u obsesión jerárquica electoral-. Y no se sienten representados en esa retórica ultramontana de cardenales y movimientos neoconservadores de la última y repetida concentración de Madrid. Católicos que siguen esperando desesperanzados a que ciertas jerarquías eclesiásticas abandonen su pesimismo antropológico y su intento de tutelar y marcar sendas nacionalcatólicas a la democracia española invocando la civilización cristiana, para poder pasar de los tristes y dramáticos Kyries al Gloria in excelsis Deo y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad.

Corolario: Ojalá que la actual situación de crispación entre gobierno y cúpula eclesiástica desembocara por urgente divorcio exprés en la ruptura de los Acuerdos internacionales entre la Santa Sede (o Estado Vaticano) y el Estado Español. Por incompatibilidad de materiales. Y por conversión de la Iglesia a aquella enseñanza de Jesús: “No toméis oro, ni plata…, ni alforja para el camino, ni dos túnicas…”.

Kyrie eleison, Criste eleison, Kyrie eleison significa, para aquellos que no lo sepan:

Señor, ten piedad; Cristo, ten piedad; Señor, ten piedad.

Por y para Quintín García González,

Aflojo con veinte vueltas el tornillo

“Resumen semanal”

Claro, hacer un resumen de lo ocurrido en la semana no es tarea fácil y como yo no soy un periodista, pues menos todavía.

No obstante, como todavía sé distinguir mi mano derecha de mi mano izquierda y a las dos les doy la misma importancia, aunque por mi desarrollo intelectual y físico utilice una más que la otra y creyendo que todavía tengo criterio, voy a dar un repaso sobre algunos de los temas que han despertado mi interés, que no mi cabreo, que no desciende por muchas pastillas que me tome.

Asunto: Ruíz Gallardón.

Como es bien notorio y conocido (Qué petulante soy) mis amores, por decirlo de esta manera, no han estado, están ni estarán nunca con el PP ni con los partidos afines a su ideario.

Por tanto, desde esa perspectiva diré que, aunque no me produce urticaria como otros políticos del PP, tampoco es santo de mi devoción.

Y dicho esto, comentaré que las formas en el PP se han perdido y se les ha caído la máscara lo que nos ha permitido corroborar algo que ya sabíamos: Se trata de la extrema derecha.

Han sido unos mezquinos por tratar así, de esta manera a Alberto Ruíz Gallardón. En público, cuando tenían la oportunidad de hacerlo en silencio, en privado y mucho antes de ese día. ¡Qué vergüenza!

Es cierto que el alcalde de Madrid ha dado muestras de una ambición sin límites pero también es cierto que ha sido un activo muy importante para el PP y preferible, un millón de veces más, a esa mujer con sonrisa irregular y peculiar, dueña de un sueldo miserable que no le permite pagar la calefacción de su mansión, que es Esperanza Aguirre, que no es ambiciosa, claro y que todo lo hace por el bien de su partido. Hasta suceder a Mariano Rajoy si se ponen torcidas.

Sólo espero que este acto tan desagradable y desafortunado les reste todos los votos posibles y que el PP duerma el sueño de los justos otra legislatura. Se lo merece y con todos los argumentos del mundo.

Para toda esa gente mezquina,

Aprieto con diez vueltas el tornillo

Hablando de otro tema sangrante…

La desaparición sistemática y continuada de nuestros niños y jóvenes.

¿Es que este mundo tiene que estar plagado de asesinos y degenerados? ¿Es que es necesaria su presencia para que existamos la gente normal y de bien?

No me cabe en la cabeza que unos padres le den dinero a sus hijos (de cinco años) para que se vayan a comprar chucherías sólos, de la misma forma que no me cabe en la cabeza que hayan degenerados y asesinos.

¿Hasta cuando tendremos que leer, periódicamente, que estos hechos suceden en nuestras tierras y familias?

Me resulta tan sangrante y triste que no comprendo como esos animales, porque no les puedo llamar de otra forma, pueden disfrutar haciendo daño a esos seres desvalidos e inocentes.

Soy padre de tres hijos ya adultos, al menos eso creo yo, e imagino la angustia de las familias de los desaparecidos que debe ser terrible y que les marcará para siempre. No se lo deseo a nadie, por supuesto.

Sé que las fuerzas de seguridad del Estado hacen lo humanamente posible para localizar a los desaparecidos y capturar a los animales que han provocado esa ausencia.

Para esos animales y degenerados,

Aprieto con veinte vueltas el tornillo

Y para las fuerzas de Seguridad del Estado que trabajan muy duro para solucionar esas desapariciones,

Aflojo con veinte vueltas el tornillo

Otro asunto:

Las ofertas electorales…

Se ha abierto la veda y los partidos políticos se apresuran a prometer muchas cosas.

Pero claro, unas promesas se cumplirán y otras no, como casi siempre, pero a pesar de lo que pueda parecer, el PSOE es más cumplidor que el PP y sus propuestas son más razonables, a primera vista, que las del PP.

El PP dice que si alcanza el poder, por ejemplo, anulará el canon digital. ¿Es creíble? Puede ser, pero la SGAE no se conformaría y estaría dando la vara día tras día y, sinceramente, prefiero que esa decisión -la de anular el canon- parte del propio PSOE.

El PSOE dice que subirá las pensiones mínimas… ¡Qué menos!

El PSOE dice que no tocará el tema de la “Interrupción del embarazo”. Mal hecho.

El PSOE no quiere enfrentarse a la Iglesia Católica y al Estado Vaticano. No quiere denunciar el Concordato. Mal hecho.

El PP y el PSOE, etc. etc. más de lo mismo.

Pues ya veo… tendrían que haber elecciones legislativas más a menudo. Es decir, cada dos años, así tendríamos un horizonte de bienestar inequívocamente magnífico porque no les daría tiempo a engañarnos porque el tiempo correría a nuestro favor.

Claro está que a muchos ciudadanos por mucho que les den en los lomos, nunca aprenderán y eso lo saben los partidos, que juegan con ellos y les engañan una vez y otra. Sin parar..

A todos ellos les pido que nos traten con respeto porque les hemos elegido para que solucionen nuestros problemas y nos administren bien los dineros.

Por eso, a todos los partidos políticos, pero a unos más que a otros, naturalmente,

Aprieto con diez vueltas el tornillo

Himno Nacional

La noticia está en boca de todos… ¡Nuestro himno, ya tiene letra!

Pues bien, no es cierto.

Lo que sí es cierto, es que Paulino Cubero, un parado de 52 años, natural de Granátula de Calatrava (Ciudad Real) y residente en Alcobendas (Madrid) escribió una letra para el himno que el COE seleccionó para que la cantara Plácido Domingo el próximo día 21.

Las reacciones no se han hecho esperar y las hay para todos los gustos pero predomina las negativas, entre las que se encuentra la mía y además, se precisan una serie de requisitos formales para que se incluya formalmente en dicho himno y que no creo que se llegue a consencuar, por más que la avalen más de 500.000 firmas.

Por si no conocéis la letra sugerida por este ciudadano, aquí la tenéis:

¡Viva España!

Cantemos todos juntos

con distinta voz

y un solo corazón.

¡Viva España!

desde los verdes valles

al inmenso mar,

un himno de hermandad.

Ama a la Patria

pues sabe abrazar,

bajo su cielo azul,

pueblos en libertad.

Gloria a los hijos

que a la Historia dan

justicia y grandeza

democracia y paz.

No me gusta, me resulta bastante “casposa” y de tiempos pretéritos que no quiero recordar y por ello,

Aprieto con cinco vueltas el tornillo

La vivienda

chaconEste tema sigue en el candelero porque el Gobierno ha impulsado nuevas medidas para paliar el déficit de viviendas en alquiler.

El Ministerio de Vivienda que dirige Carmen Chacón, conoce de primera mano el enorme stock de viviendas que están sin vender y por ello, el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2005-2008, pretende que 250.000 familias más accedan a las ayudas o pisos públicos con una ampliación de los beneficiarios de las ayudas.

Además, impulsa otra medida que resulta algo insólita.

Como el Gobierno considerará a partir de ahora, que una vivienda usada es la que lleve más de un año en el mercado, frente a los dos años que se exigía antes, pues el propietario que reúna este requisito, podrá poner el piso en alquiler y en este caso, recibirá una ayuda directa de 6.000 € y podrá arrendarla por un precio equivalente a la vivienda de alquiler concertada.

Además, la norma elimina la superficie máxima exigida para beneficiarse de las ayudas.

Si quieres leer la norma completa, pincha en este vínculo: Vivienda

Para esta iniciativa, por su importancia social,

Aflojo con cinco vueltas el tornillo

Boda & Incesto

boda
La noticia no ha dejado de sorprenderme por lo insólita. El hecho de que dos hermanos se hayan unido voluntariamente y constituido en familia no es nuevo y en España, concretamente, se han dado varios casos que han tenido repercusión mediática.

No voy a entrar en valoraciones religiosas, morales y de otro orden, porque no es el caso, pero sí a discrepar de algunas actuaciones que el ordenamiento jurídico no deja bien atadas.

En concreto, a la posibilidad de que los hijos adoptados puedan conocer quienes son sus padres biológicos.

Digo esto porque en Gran Bretaña se acaba de dar un caso bien singular.

El hecho es el siguiente: Dos mellizos, separados podo después de nacer, con el transcurso del tiempo se conocieron, se enamoraron y se casaron sin saber que eran hermanos.

Fueron adoptados por familias diferentes y sus padres adoptivos no les informaron de que tenían un hermano, con lo que la pareja no se enteró de su parentesco hasta después de consumado el matrimonio.

Esta “irregularidad” fue propiciada porque no estaba regulada una Ley que permitiera a esas personas conocer quienes eran sus padres biológicos.

El trauma sufrido por los dos mellizos británicos, me imagino que habrá sido notable y que alguien deberá responder por ello.

¿Cuantos casos de este tipo -incesto involuntario- hay en este mundo y por estas causas o parecidas?

Me imagino que bastantes y por eso, para quienes no tomen cartas en el asunto y regulen por Ley el derecho a que todos los hijos adoptados puedan conocer quienes son sus padres,

Aprieto con diez vueltas el tornillo

¡Basta ya!

Comienza un nuevo año y sin el propósito de hacer balance del año que ha pasado, no puedo evitar que mentalmente haya dado un repaso a lo que ha ocurrido en este país y, como en todo en esta vida, hay cosas que me han gustado más que otras y hechos que me han hecho reflexionar seriamente.

Han ocurrido acontecimientos brutales y lamentables y actuaciones de políticos que han sido especialmente deleznables bajo mi punto de vista, claro.

Los terroristas han hecho gala de su desprecio por la vida de los demás y han seguido testimoniando que no se merecen estar entre la categoría de “ciudadanos” sino en otra bien diferente y ajena a nuestra concepción de lo entendemos por convivencia.

En el otro platillo de la balanza y me refiero a la de los despropósitos, sitúo con estandartes y con medalla, a los jerifaltes de la iglesia católica.

¡Qué despreciables e hipócritas llegan a ser! ¡Cuanto veneno destilan todas sus palabras aunque las disfracen con esa pronunciación meliflua que les caracteriza o con esa “ira divina” propia del cinismo que les inculcan desde el seminario!

Han dicho tantas cosas que entre ellas, están las referentes a la norma que regula el matrimonio entre personas del mismo sexo; las que regulan la interrupción del embarazo; la educacion para la ciudadanía, etc. etc.

Todas ellas, dictadas para todo el abanico de ciudadanos y ciudadanas de este hermoso país, incluidos ellos, los que vociferan e insultan.

¿Cómo se atreven a decir que las normas que regulan el matrimonio entre personas del mismo sexo rompen con el matrimonio de las familias?

¿Es que acaso las familias formadas por hombre y mujer se van a romper porque mis vecinas -las dos son mujeres- se hayan casado (civilmente, claro)?

¿Es que acaso la iglesia católica reconoce los matrimonios civiles de heterosexuales si no pasan después por la iglesia?

¿Es que acaso la iglesia católica reconoce los matrimonios civiles entre divorciados?

A todas estas preguntas, la respuesta es NO.

Y si es que no reconocen esos matrimonios civiles, ¿a qué viene ahora rasgarse las vestiduras con este engaño de los matrimonios entre personas del mismo sexo?

¿Será porque no pueden sacar dinero de las anulaciones matrimoniales del Tribunal de la Rota?

¿O acaso será porque es una táctica para preparar el terreno para las próximas elecciones generales y echar una mano al PP?

No sólo se trata de la regulación del matrimonio, se trata de todas las normas que se han aprobado en esta legislatura y claro, bien está que haya discrepancia. Es sano y democrático, pero “al César lo que es del César…” y en este caso, a un Gobierno de un país aconfesional -que debe ser laico por imperativo constitucional- le compete gobernar para todos los ciudadanos y regular por norma esa convivencia para que todos tengan su puesto en esta casa común que es España.

Si los católicos de verdad, no los bautizados solamente, jamás harán uso de las normas que les permitirían hacer aquello que para ellos les está vedado, ¿por qué lanzan esos gritos injustificados contra una norma o normas que ellos jamás utilizarán -según dicen-?

¿Por qué los ciudadanos y ciudadanas que no comparten sus ideas tienen que aceptar como buenas unas palabras y una forma de vida que les es ajena y que se basa en unas ideas y filosofía alejada de la realidad y que son dictadas por unos seres que únicamente buscan su lucro personal y defienden su status sin acordarse de la idea principal y básica del cristianismo: La caridad?

Si estuviéramos en un país “imaginario”, se merecerían que este viernes, por ejemplo, el Consejo de Ministros, promulgara una Real Decreto Legislativo en el que se podrían abordar los siguientes aspectos:

  • La negación de la virginidad de María, la madre de Jesucristo.
  • Relación pormenorizada de los hermanos y hermanas de Jesucristo.
  • Aspectos que ponen en tela de juicio la existencia del Espíritu Santo.
  • Jesucristo jamás dijo que existiera una Iglesia como está constituida hoy en día.
  • La negación de la infalibilidad del Papa.

Como podéis imaginar, si esto se produjera, la Santa Sede enseguida sacaría la artillería a la calle y los excomulgaría por haber lanzado esta serie de anatemas -según ellos, claro- y por meterse en un corral que les es ajeno y me refiero claro está a la teología.

Pues hablando de corrales ajenos…

¿A qué viene que esos personajes disfrazados con esas vestiduras cómicas se metan en el “corral ajeno” de la política en lugar de hacer el bien que ellos predican y que no cumplen?

De ahí mi grito de

!BASTA YA!

Por eso mismo y para todos esos personajes disfrazados con esos ropajes ridículos y cómicos,

Aprieto con 100 vueltas el tornillo.