Vacaciones

Vacaciones

Durante unos cuantos días estaré ausente por varios motivos.

El primero de ellos es que este fin de semana me voy a una reunión con amigos de Mac-Club y el segundo, es que comienzan las fiestas locales de La Magdalena (Castellón) y por lo tanto no voy a estar en situación de poder escribir nada.

Por lo tanto, hasta la semana que comienza el 3 de marzo, “el hormigo está de vacaciones“. 😀

 

 

Los hijos

perezcalatayud

Seguramente ya conoceréis a Emilio Pérez Calatayud, pero en el caso de que no sepáis quien es, os recomiendo que veáis su currículum y así os podréis dar una idea de su perfil profesional.

Se trata de un Juez de Menores de Granada, conocido por sus sentencias, que se pueden calificar de ejemplares.

Por ejemplo:

  • Una condena a 100 horas de clases de informática a un joven que había crackeado varias empresas granadinas provocando daños por 2000 €.
  • 100 horas de servicio a la comunidad patrullando junto a un policía local por haber conducido temerariamente y sin permiso.
  • 50 horas dibujando un cómic de 15 páginas, en el que cuenta la causa por la que le condenaban.
  • Visitas a la planta de traumatología de Granada por conducir un sin seguro, etc. etc.

Pues bien, aunque los vídeos que os presento ahora (2 aunque de la misma sesión) ya tienen algún tiempo, creo que merece la pena que les deis un vistazo porque a mi juicio, dice cosas bastante sensatas, en tono de tertulia, sobre la familia, los hijos y las responsabilidades.

Creo que os va a gustar y que lo encontraréis muy ilustrativo.

Primer vídeo

Segundo vídeo

Por eso mismo, para él y las personas que procuran que nuestros hijos aprendan a convivir y ser auténticos ciudadanos,

Aflojo con cincuenta vueltas el tornillo

Educación para la Ciudadanía y la objeción

justicia

Ya ha comenzado a abrirse la puerta de la sensatez y la razón porque los tribunales ya están dictaminando que la asignatura de Educación para la Ciudadanía no vulnera la libertad ideológica.

Las objeciones han sido promovidas en distintas partes de España por asociaciones próximas al PP y a los obispos, como son el Foro de la Familia y la Confederación de padres, Concapa.

Los argumentos del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) en los recursos de siete familias, son idénticos.

Afirma dicho Tribunal que el contenido de la asignatura, recogido en la Ley Orgánica de Universidades (LOE), aprobada en 2006, “no puede suscitar duda alguna sobre su constitucionalidad“, así como que “no cabe impugnar” esta asignatura “por considerarla contraria al derecho a la libertad religiosa“.

Se desestima de esa forma la petición de esas familias para que se les reconociera el derecho objetar a esta materia.

Hay que añadir este dato: Sólo en esta comunidad se han presentado 24 recursos y otros tantos en Andalucía, Cataluña o Castilla La-Mancha.

Esos padres alegaban que la materia lesiona su libertad de conciencia y el derecho para formar a sus hijos según sus convicciones morales. Pero las sentencias lo rechazan. Establecen que la asignatura no vulnera derechos fundamentales y explican que “no existe un derecho constitucionalmente protegido a la objeción de conciencia superior a un deber impuesto normativamente“, como ocurre en el caso de Educación para la Ciudadanía, ya que es una materia obligatoria por ley. Y, además, reiteran que de ser así se correría el “riesgo de relativizar los mandatos legales“.

Este tribunal había decidido en diciembre suspender de forma cautelar la obligación de cursar la asignatura para los hijos de las familias que habían recurrido, como ha ocurrido en otras comunidades con casos similares. Dichos alumnos deben ahora volver a la clases.

Hasta aquí la noticia, pero creo que vamos a seguir oyendo la matraca de que esa asignatura es contraria a la libertad religiosa.

No es cierto. Quien dice eso, miente descaradamente y lo hace por el “placer” malsano de perseguir a un Gobierno que no sigue las directrices del Vaticano. Estado que debería comenzar a acostumbrarse a asumir que no está en los siglos en los que un Papa podía estar por encima de las Leyes Civiles de cualquier Estado.

Esa barbaridad ya comenzó su declive con Napoleón y debería haber servido de ejemplo para todos, pero claro… nunca aprenden y quieren seguir detentando, sí, detentando, no ostentando, un poder que no es suyo. El “terrenal” que al fin y al cabo es lo que les importa, más que el espiritual, claro.

De todas formas, muchas personas de buena fe creen que el Estado les ha hurtado su derecho a educar a sus hijos en las creencias religiosas con esta asignatura, simplemente porque así se lo han dicho sus líderes religiosos y sin haber leído una sola línea de esa Ley que, encima, permite que los centros la adapten a sus necesidades.

Es cierto, también, que esa asignatura es mejorable; que debe ser objeto de críticas para que acabe siendo “perfecta” y que no puede gustar a todos, pero de eso a rechazarla absolutamente por unas mentiras dichas por ciertos personajes… pues media un abismo.

Para esas personas que no han leído esa norma, sólo tienen que hacer “clic” en el link de “Educación para la ciudadanía” y así podrán comprobar el engaño sufrido.

Para los que siguen enredando con este tema por ser inicuos,

Aprieto con 50 vueltas el tornillo

Para los Tribunales que están poniendo las cosas en su sitio,

Aflojo con 50 vueltas el tornillo

Realidad económica

divorcioLa realidad es la que es y acostumbra a ser muy tozuda.

Nadie puede negar que si una economía familiar se basa en la entrada de dos sueldos o salarios, cuando esa unión se rompe por distintas circunstancias, entre las que se encuentra el divorcio, la economía se resiente, pero más para uno que para el otro cónyuge.

Aquí no se está hablando quien de los dos tiene la razón sino de la economía familiar en sí misma y eso, es un factor importantísimo. Hasta tal punto de que los “separados” del boom inmobiliario se están quedando en la ruina.

Eso es así, porque si no hay un buen acuerdo y un sueldo digno de un buen ejecutivo, la imposibilidad de encontrar vivienda ha convertido a muchos ciudadanos en los llamados “homeless” (personas sin techo).

No es normal que se destine un porcentaje tan alto de la economía familiar a la adquisición de una vivienda digna.

No es normal que el Estado no controle que la economía de este país se base en un porcentaje tan alto en el “ladrillo”.

No es normal que no se meta entre rejas a los especuladores y se les trate como a héroes.

No es normal que los políticos admitan las “propinas” de los especuladores en forma de financiación a los partidos o personal y sin que ocurra nada de nada.

No es normal… que ocurra lo que ocurra.

Las parejas tiene perfecto derecho a reconstruir sus vidas, faltaría más, pero no deberían encontrarse con este problema añadido que supone el hecho de aniquilar su economía por separarse.

Ya sé que para los católicos, este problema no existe porque su unión es indisoluble, ocurra lo que ocurra, pero para el resto de los mortales -que somos los demás- debería ser un proceso menos traumático, al menos porque la Ley debería preveer estas situaciones. Es decir, que al menos y por una vez, la legislación debería ir un paso por delante de los hechos sociales.

Si se conocieran con exactitud todos los datos estadísticos que he descrito, posiblemente nuestra visión del problema que se está generando sería más objetiva y así, sin pasión, se podría discutir sobre el mismo.

Se sabe, además, que existe un problema de discriminación positiva hacia las mujeres, algo que es normal después de tantos siglos de ostracismo, pero habrá que reconocer que habrá que aquilatar muy bien esa desviación para que no se convierta en la fuente de otro problema social importante como el que he descrito.

Por eso mismo, para los que pudiendo preveer el problema y sus soluciones no lo han hecho,

Aprieto con 10 vueltas el tornillo

Pederastia y pedofilia

pederastia

Sabido es que los seres humanos somos en determinados momentos unos auténticos monstruos. Capaces de las mayores atrocidades y las mayores perversiones.

Una de las lacras de toda la humanidad es la pederastia y la pedofilia.

Cada cierto tiempo leemos que se han desmantelado una serie de “tramas” de pedófilos y la policía judicial se asombra de que ciudadanos, en apariencia normales e incluso notables y clérigos, sean los monstruos que se escondían bajo esas apariencias de honorabilidad.

Se asombran esos mismos policías por las imágenes incautadas que revelan la degenración de esos personajes.Pues bien, ahora sabemos que Internet ha multiplicado las oportunidades de los pedófilos y que sólo 30 de los 1.000 detenidos por posesión y tráfico de pornografía infantil en los cuatro últimos años están en la cárcel. El resto anda suelto.

La razón de este desequilibrio es muy sencilla: precisamente porque se trata de personas integradas, con domicilio conocido y sin antecedentes penales, obtienen con facilidad la libertad con cargos y eluden, tras el juicio, la estancia en la cárcel: con la reforma del código penal de 2003, se contemplan condenas de 1 a 4 años de cárcel por posesión de pornografía infantil si no hay reincidencia. 😦

Además, en la sociedad existe la creencia de que el pedófilo es un personaje turbio, marginal, que sufre su trastorno sexual en soledad. Eso es inexacto. El pedófilo es una persona integrada en la sociedad, es padre de familia y tiene un trabajo cualificado. Cuando actúa, conoce a sus víctimas. Cada vez es más joven. Y, además, ya no está ni se siente solo.

Por eso la noticia de que con los Pederastas y Pedófilos se hace mucho ruido y en realidad, no tienen el castigo que merecen, me irrita bastante.

Para ellos, los pederastas y pedófilos y para quienes pudiendo, no rectifican las Leyes que tendrían que enviar a esos degenerados a la cárcel por una buena temporada,

Aprieto con 20 vueltas el tornillo

Homofobia

 

ferrincalamitaEsta palabra según el Diccionario de la Lengua Española, deriva del vocablo inglés homophobia y significa: Aversión obsesiva hacia las personas homosexuales.

Según Wikipedia, el término homofobia se refiere a la aversión, odio, miedo, prejuicio o discriminación contra hombres o mujeres homosexuales, aunque también se incluye a las demás personas que integran a la diversidad sexual, como es el caso de las personas bisexuales o transexuales, y las que mantienen actitudes o hábitos comúnmente asociados al otro sexo, como los metrosexuales y las personas “con pluma”. El adjetivo correspondiente es homófobo u homofóbico.

Homofobia no es un término estrictamente psiquiátrico. Se calcula que cada dos días una persona homosexual es asesinada en el mundo debido a actos violentos vinculados a la homofobia. Amnistía Internacional denuncia que más de 70 países persiguen aún a los homosexuales y ocho los condenan a muerte.

Hecha esta introducción, os presento a Fernando Ferrín Calamita.

No sé si lo recordáis pero ha sido uno de los Jueces más polémicos de este país ya que desde su Juzgado en Murcia, retiró la custodia de sus hijas a una madre por ser lesbiana.

No fue la primera vez que este personaje daba la “nota” con sus polémicas sentencias. El magistrado, saltó a la fama en la década de los ochenta por detener a dos mujeres que hacían top less en la playa de Chiclana (Cádiz) por entender que le “ofendían” con su desnudez, a pesar de que lo que estaban haciendo no era constitutivo de ningún delito. Ni siquiera era una falta.

Pues bien, la noticia no puede ser más tranquilizadora:

“La fiscalía ha propuesto al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la suspensión del Juez de familia de Murcia Fernando Ferrín Calamita -expedientado por sus resoluciones homófobas- al considerar que ha podido cometer un delito de retardo malicioso en la administración de justicia.

El Tribunal Superior de Murcia (TSJM) ha admitido a trámite una querella contra él presentada por una mujer que inició los trámites para adoptar a la hija de su esposa hace más de año y medio sin conseguirlo debido a las trabas puestas por el juez.”

No sé en qué acabará esta propuesta pero sería de desear que personas con estos perfiles tan “peculiares” no pudieran alcanzar jamás un puesto de estas características.

Por eso mismo, para este “homófobo” recalcitrante,

Aprieto con 10 vueltas el tornillo

El Concordato

concordato

Esta imagen ilustra muy bien lo que significa el “Concordato”. Se corresponde con la firma del mismo en el año 1953 y contemplada con especial avidez por los miembros de la Iglesia.

Que la Iglesia siempre ha estado al lado de los poderosos en contraposición a lo predicado por Jesús de Nazaret, no es algo que sea nuevo. Lo que si es nuevo es que ahora, en pleno siglo XXI mantenga unos privilegios que están fuera de lugar; que chocan con el ordenamiento jurídico y que no sitúa en sus justos términos la relación que debe existir entre el Gobierno de la Nación y el Estado Vaticano o la Iglesia Católica, como quiera decirse.

Pues bien, he querido “empaparme” con el texto íntegro del INSTRUMENTO de Ratificación del Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos económicos, firmado en la Ciudad del Vaticano el 3 de enero de 1979. (Llamado Concordato)

Para que se sepa exactamente cuál es su contenido, a continuación lo transcribo íntegramente:

INSTRUMENTO de Ratificación del Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos económicos, firmado en la Ciudad del Vaticano el 3 de enero de 1979.

DON JUAN CARLOS I
REY DE ESPAÑA

Por cuanto el día 3 de enero de 1979, el Plenipotenciario de España firmó en la Ciudad del Vaticano, juntamente con el Plenipotenciario de la Santa Sede, ambos nombrados en buena y debida forma al efecto, el Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos económicos.

Vistos y examinados los siete artículos y el Protocolo Adicional que integran dicho Acuerdo.

Aprobado su texto por las Cortes Generales, y, por consiguiente, autorizado para su ratificación.

Vengo en aprobar y ratificar cuanto en él se dispone, como en virtud del presente lo apruebo y ratifico, prometiendo cumplirlo, observarlo y hacer que se cumpla y observe puntualmente en todas sus partes, a cuyo fin, para su mayor validación y firmeza,

Mando expedir este Instrumento de Ratificación firmado por Mí, debidamente sellado y refrendado por el infrascrito Ministro de Asuntos Exteriores.
Dado en Madrid a cuatro de diciembre de mil novecientos setenta y nueve.

JUAN CARLOS R.

El Ministro de Asuntos Exteriores,

MARCELINO OREJA AGUIRRE

ACUERDO ENTRE EL ESTADO ESPAÑOL Y LA SANTA SEDE SOBRE ASUNTOS ECONOMICOS

 

La revisión del sistema de aportación económica del Estado español a la Iglesia Católica resulta de especial importancia al tratar de sustituir por nuevos Acuerdos el Concordato de 1953.

Por una parte, el Estado no puede ni desconocer ni prolongar indefinidamente obligaciones jurídicas contraídas en el pasado. Por otra parte, dado el espíritu que informa las relaciones entre Iglesia y Estado, en España resulta necesario dar nuevo sentido tanto a los títulos de la aportación económica como al sistema según el cual dicha aportación se lleva a cabo.

En consecuencia, la Santa Sede y el Gobierno español concluyen el siguiente:

ACUERDO

 

ARTICULO I

 

La Iglesia Católica puede libremente recabar de sus fieles prestaciones, organizar colectas públicas y recibir limosnas y oblaciones.

ARTICULO II

 

El Estado se compromete a colaborar con la Iglesia Católica en la consecución de su adecuado sostenimiento económico, con respeto absoluto del principio de libertad religiosa.

Transcurridos tres ejercicios completos desde la firma de este Acuerdo, el Estado podrá asignar a la Iglesia Católica un porcentaje del rendimiento de la imposición sobre la renta o el patrimonio neto u otra de carácter personal, por el procedimiento técnicamente más adecuado. Para ello, será preciso que cada contribuyente manifieste expresamente en la declaración respectiva, su voluntad acerca del destino de la parte afectada. En ausencia de tal declaración la cantidad correspondiente se destinará a otros fines.

Este sistema sustituirá a la dotación a que se refiere el apartado siguiente, de modo que proporcione a la Iglesia Católica recursos de cuantía similar.

En tanto no se aplique el nuevo sistema, el Estado consignará en sus Presupuestos Generales la adecuada dotación a la Iglesia Católica, con carácter global y único, que será actualizada anualmente.

Durante el proceso de sustitución, que se llevará a cabo en el plazo de tres años, la dotación presupuestaria se minorará en cuantía igual a la asignación tributaria recibida por la Iglesia Católica.

La Iglesia Católica declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades. Cuando fuera conseguido este propósito, ambas partes se pondrán de acuerdo para sustituir los sistemas de colaboración financiera expresada en los párrafos anteriores de este artículo, por otros campos y formas de colaboración económica entre la Iglesia Católica y el Estado.

ARTICULO III

 

No estarán sujetas a los impuestos sobre la renta o sobre el gasto o consumo, según proceda:

Además de los conceptos mencionados en el artículo I de este Acuerdo, la publicación de las instrucciones, ordenanzas, cartas pastorales, boletines diocesanos y cualquier otro documento de las autoridades eclesiásticas competentes y tampoco su fijación en los sitios de costumbre.

La actividad de enseñanza en Seminarios diocesanos y religiosos, así como de las disciplinas eclesiásticas en Universidades de la Iglesia.

La adquisición de objetos destinados al culto.

ARTICULO IV

 

La Santa Sede, la Conferencia Episcopal, las diócesis, las parroquias y otras circunscripciones territoriales, las Ordenes y Congregaciones religiosas y los Institutos de vida consagrada y sus provincias y sus casas tendrán derecho a las siguientes exenciones:

A) Exención total y permanente de la Contribución Territorial Urbana de los siguientes inmuebles:

Los templos y capillas destinados al culto, y asimismo, sus dependencias o edificios y locales anejos destinados a la actividad pastoral.

La residencia de los Obispos, de los Canónigos y de los Sacerdotes con cura de almas.

Los locales destinados a oficinas, a Curia diocesana y a oficinas parroquiales.

Los Seminarios destinados a la formación del clero diocesano y religioso y las Universidades eclesiásticas en tanto en cuanto impartan enseñanzas propias de disciplinas eclesiásticas.

Los edificios destinados primordialmente a casas o conventos de las Ordenes, Congregaciones religiosas e Institutos de vida consagrada.

B) Exención total y permanente de los impuestos reales o de producto, sobre la renta y sobre el patrimonio.

Esta exención no alcanzará a los rendimientos que pudieran obtener por el ejercicio de explotaciones económicas ni a los derivados de su patrimonio, cuando su uso se halle cedido, ni a las ganancias de capital, ni tampoco a los rendimientos sometidos a retención en la fuente por impuestos sobre la renta.

C) Exención total de los Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y Transmisiones Patrimoniales, siempre que los bienes o derechos adquiridos se destinen al culto, a la sustentación del clero, al sagrado apostolado y al ejercicio de la caridad.

D) Exención de las contribuciones especiales y de la tasa de equivalencia, en tanto recaigan estos tributos sobre los bienes enumerados en la letra A) de este artículo.
Las cantidades donadas a los entes eclesiásticos enumerados en este artículo y destinados a los fines expresados en el apartado C), darán derecho a las mismas deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que las cantidades entregadas a entidades clasificadas o declaradas benéficas o de utilidad pública.

ARTICULO V

 

Las asociaciones y entidades religiosas no comprendidas entre las enumeradas en el artículo IV de este Acuerdo y que se dediquen a actividades religiosas, benéfico-docentes, médicas u hospitalarias o de asistencia social tendrán derecho a los beneficios fiscales que el ordenamiento jurídico-tributario del Estado español prevé para las entidades sin fin de lucro y, en todo caso, los que se conceden a las entidades benéficas privadas.

ARTICULO VI

 

La Santa Sede y el Gobierno español procederán de común acuerdo en la resolución de las dudas o dificultades que pudieran surgir en la interpretación o aplicación de cualquier cláusula del presente Acuerdo, inspirándose para ello en los principios que lo informan.

ARTICULO VII

 

Quedan derogados los artículos XVIII, XIX, XX y XXI del vigente Concordato y el Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado español sobre Seminarios y Universidades de Estudios Eclesiásticos de 8 de diciembre de 1946.

PROTOCOLO ADICIONAL

 

La dotación global en los Presupuestos Generales del Estado se fijará cada año, tanto durante el plazo exclusivo de tal ayuda como durante el período de aplicación simultánea del sistema previsto en el artículo II, apartado 2, de este Acuerdo, mediante la aplicación de los criterios de cuantificación que inspiren los correspondientes Presupuestos Generales del Estado, congruentes con los fines a que destine la Iglesia los recursos recibidos del Estado en consideración a la Memoria a que se refiere el párrafo siguiente.

La aplicación de los fondos, proyectada y realizada por la Iglesia, dentro del conjunto de sus necesidades, de las cantidades a incluir en el Presupuesto o recibidas del Estado en el año anterior, se describirá en la Memoria que, a efectos de la aportación mencionada, se presentará anualmente.

Ambas Partes, de común acuerdo, señalarán los conceptos tributarios vigentes en los que se concretan las exenciones y los supuestos de no sujeción enumerados en los artículos III a V del presente Acuerdo.

Siempre que se modifique sustancialmente el ordenamiento jurídico-tributario español, ambas partes concretarán los beneficios fiscales y los supuestos de no sujeción que resulten aplicables de conformidad con los principios de este Acuerdo.

En el supuesto de deudas tributarias no satisfechas en plazo voluntario, por alguna entidad religiosa comprendida en el número 1) del artículo IV, o en el artículo V de este Acuerdo, el Estado, sin perjuicio de la facultad de ejecución que en todo caso le corresponde, podrá dirigirse a la Conferencia Episcopal Española, para que ésta inste a la entidad de que se trate al pago de la deuda tributaria.

El presente Acuerdo, cuyos textos en lengua española e italiana hacen fe por igual, entrará en vigor en el momento del canje de los instrumentos de ratificación.

Hecho en doble original.

Ciudad del Vaticano, 3 de enero de 1979.


Marcelino Oreja Aguirre, Cardenal Giovanni Villot,
Ministro de Asuntos Exteriores Secretario de Estado,Prefecto del Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia

El presente Acuerdo entró en vigor el día 4 de diciembre de 1979, fecha del Canje de los respectivos Instrumentos de ratificación, según lo previsto en dicho Acuerdo.

Lo que se hace público para conocimiento general.

Madrid, 5 de diciembre de 1979.- El Secretario general Técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores, Juan Antonio Pérez-Urruti Maura.

Una vez leído, se comprende mejor el porqué se pone nerviosa la Jerarquía Eclesiástica cuando el Gobierno manifiesta su intención de mantener una relación “diferente” a raíz de las manifestaciones tan desafortunadas de los Obispos Españoles ya que desaconsejaban votar propuestas que coincidieran con las del PSOE y criticaban “leyes gravísimas injustas” y negociación política con ETA, asumiendo el postulado del PP contra el Gobierno.

Si se ha leído el llamado Concordato, se verá que la financiación de la Iglesia está pagada por el Estado. Es decir, por todos nosotros, con independencia de que pertenezcamos a esa confesión o no profesemos ninguna.

Si se ha leído el llamado Concordato, se verá que, en contra de todas las directrices y órdenes expresas de la UE, ellos -la Iglesia-, están exentos de pagar impuestos como el resto de los ciudadanos lo que agrava aún más si cabe la cosa.

Si además, se meten en política, se verá que es un despropósito ya que se han alineado sin disimulo con el PP con lo que resulta el nacimient de un nuevo partido político: PPCEE (Partido Político de la Conferencia Episcopal Española)

La broma es de mal gusto, no por las siglas sino por ellos mismos al alinearse con la extrema derecha en lugar de mantenerse equidistante y seguir las pautas de Jesús de Nazaret cuando dijo: Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Han escogido y han escogido mal y la historia les quitará las razones que ahora esgrimen contra aquellos que no aceptan sus prédicas.

Yo, por si acaso, ya hace años que me separé de esa caterva y cada vez que los miro, me asombro por lo inicuas que son sus acciones.

Para todos ellos, para los que han escogido el camino de la iniquidad en lugar del amor y caridad que predicó Jesús de Nazaret,

Aprieto con sesenta vueltas el tornillo